Buscar
Si quieres descubrir todo lo que tenemos para ti en Geomundos y moverte por los distintos contenidos y servicios, solo tienes que hacer clic en el botón «Secciones» que hay debajo de nuestro logo.

¡Lo he entendido!
Grupos



Cultura CEREMONIA SIN TELÓN:Un sitio sobre artes escénicas El género dramático "piensa" tanto en quién lee como en quién vé y oye,lleva implícita la libertad de la realidad en que nos vemos reflejados.Este sitio será su memoria,su guia.Obras de teatro,autores,teoria,critica teatral para todos.Suscribase gratis.


¡Compártelo!





Este grupo está administrado por carlos.rouen.menard.
[denunciar este grupo]
Hacerme miembro




GROTESCO CRIOLLO
El Grotesco Criollo nace en Argentina como consecuencia de un caos social donde nadie sabe ya quién es, de dónde vino o a dónde irá a parar. Buenos Aires es invadido por las olas inmigratorias del interior, y sobre todo, del exterior del país. Es en los conventillos donde ésta gente sin tierras y de distintas procedencias intentará convivir. En medio de la incomunicación, las desilusiones y el desarraigo, derivando del sainete, tomando características del grotesco italiano, habiendo visto la zarzuela, el vaudevil y las revistas, nace como netamente argentino el Grotesco Criollo.
Intentaremos contarles más detalladamente su nacimiento, procedencia y desarrollo en nuestra tierra, así como la aplicación de sus características en dos brillantes obras, emblemas de éste género: Mateo y Stéfano.

DESARROLLO
UNA INTRODUCCIÓN AL GROTESCO CRIOLLO
La palabra grotesco: El término grotesco tuvo origen en las grotta de Italia, más específicamente en los subterráneos de la Domus Aurea de Nerón, donde se encontraron dibujos que fueron considerados grotteschi, expresión artística obtenida con formas bizarras y contrahechas. El término tiene valor con relación a una forma asumida como normal, clásica, y de la cual la forma grotesca se alejaría como deforme, anormal: así también lo grotesco ha podido entrar en la categoría del arte como manifestación del espíritu en su indefinida libertad de expresión, pero no tiene nada de genérico sino que es una categoría de percepción, una categoría de la concepción del mundo y de su configuración. Grotesco es el mundo titubeante entre realidad e irrealidad, que provoca nuestra risa como también nuestro estremecimiento, pues lo aparentemente razonable se nos revela como carente de sentido, mientras se van distanciando, por la inseguridad de la existencia, los objetos que nos eran familiares.
Lo grotesco y su relación con lo cómico: Es interesante destacar la relación que desde sus orígenes ha establecido lo grotesco con lo cómico, hasta el punto que se lo clasifica a menudo entre otras de sus formas: la sátira, la ironía, la burla, etc. Sin embargo existe una diferencia: lo cómico anula la grandeza y la dignidad de la realidad, pero sin ponerla en duda, provoca en el espectador un sentimiento de superioridad ante lo presentado o de complicidad con quien está haciendo la broma. El grotesco, por la presencia simultánea de lo cómico y lo trágico, impide al receptor situarse en cualquiera de los terrenos seguros de la tragedia y la comedia y llorar o reír sin trabas, por el contrario, la risa sería ahogada por la angustia o el dolor y sonreirá mientras llora. El grotesco destruye las categorías de orientación en el mundo: las órdenes de la naturaleza, la categoría del objeto, el concepto de personalidad, el orden histórico, la coherencia lingüística, las leyes físicas, las leyes estéticas (lo bello – lo feo; lo cómico – lo trágico) para fundirlas y confundirlas en formas que se fusionan.
Lo grotesco y el teatro: Lo grotesco aparece por primera vez en el romanticismo con Víctor Hugo (1802-1885). En su prefacio a Cromwell (1827) introduce el término grotesco para designar una forma de expresión artística que combina “lo deforme con lo sublime” y agrega “lo grotesco representa la parte material del hombre y lo sublime el alma”. Reaparece en el expresionismo, que utiliza el término para expresar la naturaleza bestial del hombre que aflora bajo su apariencia social. Ejemplo: Wedekind Kaiser. (Bosch, Brueghel y Goya: pinturas de animalización) Entre 1.916 – 1.925 surge en Italia el teatro del grotesco. Lo inicia Chiarelli con su obra La máscara y el rostro, lo sigue Antonelli con El hombre que se encontró a sí mismo (1.818), y Pirandello escribe El gorro de cascabeles (1.917). En Rusia, Meyerhold (1.874 – 1.938) rescata al grotesco como el teatro de feria y lo recomienda como recurso para vivificar el teatro. Carlos Mauricio Pacheco es el primero en utilizar lo grotesco El teatro del grotesco se funda en la idea de que el hombre posee una máscara o una apariencia que le permite vivir en sociedad, bajo la cual se oculta el verdadero rostro íntimo. Lo grotesco se produce cuando ese individuo, por diversas circunstancias, intenta coincidir máscara y rostro simultáneamente. El conflicto entonces se establece entre la máscara (de escribiente, galán, funcionario, doctor, esposo, amante) y el rostro (el cobarde, el humillado, el soberbio, el amante). No hay que ver al grotesco como una deformación del gusto que se da de manera transitoria, sino como una concesión que se hace a la esencia del teatro y el hombre, donde lo cómico sigue a lo trágico y la canción sentimental da lugar a la brutal sátira. Lo grotesco pone a lo cotidiano en un plano tal, que deja de parecer cotidiano.
El contexto social del grotesco criollo: Nos encontramos en un clima de desolación, desarraigo e incomunicación en Argentina, donde los conventillos están poblados por inmigrantes de distintas procedencias que han venido a hacerse la América y al instalarse han visto su sueño roto. También el gaucho arrimado a la ciudad puebla estos recintos populares. La melancolía del tango y del criollo de la Pampa húmeda, junto a la desilución de no haber cumplido los sueños y la soledad provocada por las imposibilidad de la comunicación y las diferencias étnicas y generacionales confluyen en éstas tierras haciendo una caractéristica propia de la Argentina lo grotesco. Griselda Gambaro escribió: “El grotesco es una condición del carácter argentino y por lo tanto sigue proporcionando materia”.

Grotesco criollo: Desde la década del ´30 hasta la actualidad el grotesco se mantiene en la dramaturgia nacional. Armando Discépolo fue el que más consolidó éste género en obras como Mateo (1923) o Stéfano (1928) y desde entonces distintas generaciones de actores supieron extraer de él lo esencial de sus cualidades dramáticas adaptándolas a los tiempos históricos. Inclusive algunas de las piezas producidas por la vanguardia de los años ´70 presentan elementos ligados al grotesco. Armando Discépolo se encargó de buscar en lo más profundo de la conciencia de los inmigrantes hasta definir dolorosamente cuál era su situación personal en un país al que habían llegado para hacerse l´América y en el que sólo encontraron sinsabores y fracasos. Si bien ya en 1906 Carlos Mauricio Pacheco había empezado a observar esa realidad (esto aparece claramente manifesto en el personaje don Pietro de Los disfrazados), fue Discépolo quien decidió ingresar en las habitaciones de los conventillos, dejando atrás las fiestas en el patio, comunes en el sainete. Luis Ordaz sostiene que los personajes del grotesco “presentan una imagen risible, pero hurgando en ellos, se descubren las entrañas en carne viva por motivos diversos, en los que siempre se observa una desubicación, que a la postre, resulta grotesca. No se trata ya de la alternancia de la risa y el llanto, estamos ante la fución de máscara y rostro de un personaje que es capaz de reír y llorar al mismo tiempo”. Y luego agrega: “José María Moner Sáenz indica que el grotesco aparece cuando el individuo quiebra la unidad de carácter y queda en evidencia el dualismo de vivir y verse vivir” Esa misma relación desarrolla Luigi Pirandello en su obra y por esas coincidencias del destino, el autor de Seis personajes en busca de autor visitó Buenos Aires en dos oportunidades: 1923 y 1927, lo que hizo que muchos investigadores hablaran de una influencia directa de Pirandello sobre Discépolo. Discépolo lo negó diciendo: “Escribo así de puro Tano que soy”. El crítico Edmundo Guibourg defendió la verdad de Discépolo explicando que los personajes que describía Pirandello son los mismos que emigraron a la Argentina y que nuestro autor plasma en sus obras, he allí el motivo de coincidencia, si se quiere, entre los dos grandes autores de éste género. El motor de la acción en el grotesco criollo es la búsqueda de la comunicaión por parte del sujeto al no encontrar eco en su núcleo familiar; se deprime y esto hace caer el texto en lo patético. El sujeto intenta pasar pruebas que no puede superar y los núcleos de acción se basan en lo físico y lo físico-verbal. Desenlace entre lo trágico y lo cómico.
Características: - Animalización. - Máscara social. - Antihéroe: especie de marioneta manejado por el azar. - Búsqueda de la comunicación y contención familiar no obtenida. - Profundización pscicológica. Temas: El tema básico es la ausencia de dinero y como consecuencia: los fracasos, el desamor, la disolución familiar, la corrupción, el delito, la miseria, la humillación. Construcción dramática: El grotesco está constituído de un modo similar al de la tragedia griega. Cuando comienza la intriga estamos a un paso del desenlace, y esto es posible porque la acción ha comenzado mucho tiempo atrás y sólo asistimos a la agonía final del héroe. Generalmente un hecho exterior al personaje, sirve como resorte (se llama así a toda fuerza o acción que hace cambiar la situación que vive el personaje), que hace saltar la intriga hacia el desenlace. Los personajes: Son inmigrantes, en su mayoría italianos, sus nombres titulan las obras señalando claramente en quién se encarna el conflicto. A veces señala el oficio del protagonista o el instrumento de trabajo vinculando así, estrechamente, personaje – trabajo. La apariencia de los personajes es generalmente grotesca, están caracterizados como fantoches, un poco bestia, un poco muñecos, un poco hombres. La peripecia grotesca es reforzada por el movimiento. La posición erguida y el desplazamiento orientado son reemplazados por andares bamboleantes, movimientos torpes, porrazos. El personaje se completa con el lenguaje, que reproduce con maestría el habla italo-criolla (cocoliche), mezclada con términos vulgares y lunfardo. Este lenguaje refuerza las diferencias entre padres e hijos. Los padres sufren la nostalgia de la patria abandonada, los hijos tratan de adaptarse rápidamente para no ser reconocidos como inmigrantes. El espacio: Las historias se ubican en las piezas de conventillo, los suburbios de Buenos Aires y en la noche. La escenografía: La escenografía es realista, denota la situación económica y las actividades de la familia; los cuartos están repletos de ojetos y muebles; las paredes cubiertas de manchas u ornamentos viejos y estropeados. El abigarramiento y la profusión de ojetos que pueblan las habitaciones evidencian el agobio que padece el personaje; la oscuridad la asemeja a una cueva, correlato escenográfico de la imposibilidad de salida para el protagonista. El tiempo: El tiempo de la representación es de una hora u hora y media; tal vez su procedencia del teatro por secciones haya dado tal concisión al grotesco. La mayoría de las obras se desarrollan en uno o dos actos. El tiempo de la ficción puede ser de unos pocos días o un mes. El tiempo está en estrecha relación con la construcción dramática. Objetivo: Crítica a la sociedad y poberza del inmigrante.
Comparando nuestro grotesco con el grottesco: GROTESCO ITALIANO GROTESCO CRIOLLO Pirandello (1.916) Discépolo
- cómico + trágico
voluntaria <----- máscara social ---à involuntaria, inconciente (huye de la comunicación) (impide la comuicación) - personaje derrotado
* Huye a la comunicación. * Busca comunicarse. * Acción dada por el sentimiento. * Acción dada por la necesidad de comunicarse. * Núcleo de acción verbal * Núcleo de acción verbal-física
Diferencias entre sainete y grotesco: Sainete criollo: Forma cómica breve (con uno o dos actos) que relata costumbres populares en forma realista y con absoluto desenfado; en triángulos amorosos. Grotesco: Es una forma trágico-cómica breve, que sostiene la idea de que el hombre posee una máscara social que no le permite vivir en sociedad

Sainete: -Cómico. -Patio de conventillo. -Tipos caricaturescos. -Conflicto alrededor de enredos amorosos. -Modismos españoles. Prosa, versos. -Lunfardo – cocoliche. -El baile y la milonga. -Entre sentimental y jocoso. -Crítica al contexto social. -Costumbrista. -Entretener, divertir, identificar, conmover.
Grotesco: -Cómico + trágico. -Habitación de un conventillo. -Profundización psicológica. -Conflicto en torno a la máscara social que da a la incomunicación. -Animalización. -Antihéroe: marioneta, payasos, bestia. -Necesidad de comunicarse. -Crítica a la sociedad y pobreza del inmigrante. -Un espejo de costumbres


Por carlos.rouen.menard - 09/06/2006 23:01:49 [denunciar este mensaje]

Tu opinión importa

Escribe tu opinión y compártela con los demás.


X

Estás conectado como invitado.
Para poder comentar mensajes de este grupo tienes que estar identificado como usuario del Club Geomundos.


Identificarme o crear mi perfil

 

Publicidad

Contactos

Encuentra amigos, pareja y todo tipo de relaciones en el canal de contactos de Geomundos. ¡Regístrate gratis ahora!

Agrega a tus amigos

Agrega a tus amigos para poder ver su actividad y estar en contacto.

Búscales en contactos, grupos, foros, chat, fotos de chicos y chicas... y utiliza la opción "Agregar como amigo" que encontrarás en sus perfiles.

Destacados